En España se llevan los bocadillos. En España se llevan las albóndigas. Sin embargo, a ningún español se le ocurriría, en ningún momento, la idea de hacerse un bocadillo de albóndigas. Albóndigas con pan sí, pero albóndigas dentro de un pan, no. Cuán curioso es el ser humano.

Así es, masticadores, los bocadillos de albóndigas son como las croquetas con mermelada, el pescado con yogurt o las patatas fritas con natillas. Algo impensable en este país. Y sin embargo, alguien se ha atrevido a pensarlo.

Bolero Meatballs es el nuevo centro de ocio de las albóndigas. Si en Subway tenían solo una opción, aquí tienen varias, aunque el local es pequeño y la carta no es muy extensa (lo cual es comprensible; no se puede entrar arriesgándolo todo, livin’ la vida loca y pretendiendo ser Beyoncé, no se puede).

Fachada bolero

Nosotros probamos la opción vegana y la de pollo- y tenemos que ser sinceros; las albóndigas veganas son, con diferencia, un nuevo nivel desbloqueado en la Historia de las Albóndigas. Esto es quizás demasiado para asimilar en solo tres párrafos pero en cuanto lo superéis, tenéis que probarlas.

Veggie (2) Parm&Chick (1)

Están hechas a base de quinoa, tofu, arroz setas shiitake y cebolla caramelizada. Las de pollo también estaban buenas pero a quién vamos a engañar, quedaron eclipsadas.

Los bocadillos los puedes pedir de dos tamaños distintos: mediano (3 albóndigas) o grande (4 albóndigas). El menú entero incluye patatas o arroz y -aquí es donde encontramos el “pero”- la opción vegana cuesta 1 euro más. Nuestro gozo en un pozo.

Aún así es un sitio nuevo con opciones nuevas y como ya hemos dicho en varias ocasiones, en la variedad está la diversión. Eso sí, nosotros lo vemos más como un sitio para comer ligero y rápido, que para comer abundante y pausado.  Pero bueno, eso ya nos lo diréis vosotros en los comentarios que nos dejéis.

¡Nos vemos pronto!


Ubicación: 10/10
Servicio: 9/10
Rapidez: 8/10

Calidad/Precio: 8/10
Cantidad: 8/10

Estrellas: 9/10