Five Guys ha aterrizado en España. Mientras que para algunos esto ha podido pasar desapercibido, para otros ha sido una genial noticia, como demostró la cola que había para entrar el día de su inauguración. De hecho, en Primark no se lo podían creer. Es probable que a día de hoy sigan aturdidos.

Nada más llegar, lo que más nos llamó la atención fue el envoltorio de papel aluminio de las hamburguesas y las patatas fritas en vasos de cartón. Estos son los típicos detalles que estamos acostumbrados a ver en cine pero nunca en España. Al igual que en el continente americano, el suministro de ketchup está puesto a disposición del cliente, para tomar la cantidad que quiera cuando quiera. Las bebidas también, y aunque el refill es gratis, hay una persona que se encarga de llenar los vasos de todos los comensales.

Hamburguesa Five Guys Madrid

El funcionamiento es parecido al de otras cadenas de restaurantes de fast food; se hace cola para hacer el pedido, se recoge y se lleva a la mesa. Sin embargo, en Five Guys buscan diferenciarse de Ronald McDonald dejando claro que es una empresa familiar muy distinta.

Antes de probar sus famosas hamburguesas tuvimos un rato para hablar con la responsable de comunicación y nos contó que aunque el negocio ahora es una franquicia, todas las decisiones tenían que ser aprobadas por los dueños originales. Al parecer, la empresa ha decidido centrarse principalmente en dos factores: el equipo y la calidad de los alimentos.

Y es esto último lo que más opiniones ha generado en nuestro Instagram. Muchos de vosotros nos habéis comentado (también por privado) que el aspecto de la hamburguesa no os incita a probarla. Pues esto es algo que probablemente tenga que ver con la filosofía de Five Guys: la apariencia y el aspecto físico son algo en lo que no buscan entretenerse.

Hamburguesa Five Guys Madrid

Si bien es cierto que la idea ha sido todo un éxito fuera de España, también hay que tener en cuenta que en cada país hay culturas distintas y lo que en un sitio vende, en otro puede que no (como la sopa de tortuga en restaurantes asiáticos, por ejemplo). A nosotros si sabe bien, es con lo que nos quedamos, pero somos conscientes de que la presentación ocupa un lugar alto aquí.

En cualquier caso, no tienen ni microondas ni congelador. Sí tienen frigorífico pero para guardar lo que es del día. Además, como detalle curioso, cortan la lechuga con las manos en lugar de utilizar el cuchillo porque no se oxida de forma tan rápida y se mantiene fresca más tiempo.

Tampoco tienen financiación para publicidad -que es una de las cosas que más llama la atención- y toda la atención que han conseguido ha sido gracias a las redes sociales y al boca a boca.

Carta Five Guys Madrid

Pero dejemos a un lado esta pequeña polémica y pasemos a lo que de verdad importa. Lo que comimos.

Compartimos dos hamburguesas de queso y bacon con distintos toppings cada uno (todos los toppings son gratis) y los dos tipos de patatas fritas que tienen; las estilo Five Guys y las Cajún. Cabe mencionar que todas las patatas están fritas en aceite de cacahuete porque tiene un punto de ebullición más alto que les permite freírlas hasta tres veces para que el exterior quede crujiente sin sacrificar el interior suave.

Patatas fritas Five Guys Madrid

Patatas fritas Five Guys Madrid

Como no podía ser de otra forma, revivimos un momento Grease pidiendo dos batidos para acompañar la comida (aunque yo insistí, Davo me dijo que pedir uno de fresa solo para tirárselo encima era ir demasiado lejos). Uno lo pedimos de vainilla y el otro de galleta salada con bacon. Sí, habéis leído bien. Con bacon. Antes de que os desmayéis, sabed que es crispy bacon, y que los sabores no se mezclan, así que si os gustan por separado, es muy probable que os gusten juntos.

Batidos Five Guys Madrid

Una relación un poco Romeo y Julieta pero por alguna razón, esta vez funciona.

Ahora bien, ¿qué nos pareció todo?

Para nosotros Five Guys estaría entre una cadena fast-food de hamburguesas (por como se hacen los pedidos, así como el tamaño de la burger y el grosor de la carne) y Tommy Mel`s (por la calidad, el precio y porque las patatas fritas se piden por separado).

Sin duda alguna, nos quedamos con las patatas cajún y los batidos, que son densos y apuestan por sabores nuevos. Aún nos falta probar los perritos calientes y el sándwich vegetal, así que os iremos contando en redes sociales.

Si ya habéis probado la carta de este sitio, no dudéis en compartir vuestra experiencia con nosotros. Somos conscientes de que esta hamburguesería puede generar muchas opiniones, y mientras todo sea de forma respetuosa, ¡queremos leerlas todas!

Podéis ver todas las fotos AQUÍ


Ubicación: 10/10
Servicio: 6/10
Rapidez: 9/10

Calidad/Precio: 5/10
Cantidad: 7/10

Estrellas: 7.4/10