“El amor es un problema…que no queremos resolver”

Con esta frase empezó el viaje gastronómico que nos llevó a ganar el sorteo de La Venganza de Malinche el pasado 14 de febrero, día de San Valentín.

Cuando llegamos al restaurante, nos recibió un genial olor a totopos, una decoración festiva y muy buena gente con la promesa de hacernos sentir como en casa.

Nosotros, que somos seguidores declarados de La Venganza, y que somos un 50% mexicanos íbamos ya sabiendo dos cosas; la primera, que la comida está MUY buena y la segunda, que íbamos a pasarlo bien. Pero claro, esto al principio nadie más lo sabía…

ChilaquilesMayas (1) LVDM

De hecho, vamos a contaros un pequeño secreto. Tenemos una entrada preparada sobre el restaurante desde hace meses, y hemos ido a comer muchas veces. Sin embargo, no la hemos podido hacer pública porque siempre se nos ha olvidado que para hacer fotos de comida tiene que quedar comida en el plato. Por lo visto es algo básico. Esperamos que podáis perdonarnos. Eso sí, en los próximos días la tendréis a vuestra disposición y estará centrada en el menú del día que ofrecen.

Pero volvamos unos pasos atrás. Volvamos a aquel momento en el que nos sentamos a la mesa y nos vimos envueltos por la virgen de Guadalupe, unos esqueletos enamorados en la pared y unos cuantos globos con sorpresa.

Volvamos al momento en el que conocimos a Isidro, todo un personaje que se encargó de hacer la cena mucho más personal y divertida.

Volvamos a cómo no siguieron de forma estrictamente necesaria el contenido del menú del sorteo y cómo nos dejaron claro que teníamos vía libre para pedir lo que quisiéramos, con una condición, eso sí: que disfrutásemos.

¿No está mal no?

Porque el secreto de los restaurantes mexicanos no está en la comida. Está en su gente. Ese es, sin duda alguna, el ingrediente secreto.

Aunque por supuesto también ayudan el cilantro, la lima, los jitomates, la cebolla, las tortillas y el queso…

Hablemos de los platos. Tuvimos la oportunidad de probar sus famosos “Chilaquiles Mayas”, unas “quesadillas de huitlacoche”, un “burrito” y un “centro de tacos al pastor”. Todo esto con la ayuda de unas margaritas y un postre triple: “crepas con cajeta”, “bizcocho de chocolate” y “pastel de elote” (que pedimos aparte y muy amablemente nos trajeron).

CentroPastor (2) LVDM QuesadillasHuitlacoche (2) LVDM Margaritas LVDM Burrito Pollo LVDM

Sin sorpresa alguna comprobamos que todo estaba perfecto. Pero como siempre tiene que haber un “peeero”, sí es cierto que nos gustaría por un lado, animar a los restaurantes a promocionar más el auténtico sabor de México y por el otro, aseguraros a vosotros, masticadores, que detrás de los nachos con queso, las fajitas y los burritos hay todo un mundo.

La sopa azteca, las enchiladas, los chiles en nogada, el mole, el atún endiablado, la flor de calabaza, el agua de jamaica, el pastel de tres leches, el café de olla, los dulces picantes… animamos a la gente a probar el auténtico México en un restaurante que, a día de hoy en Madrid, puede ofrecerlo.

Crepa de Cajeta LVDM Bizcocho de Chocolate LVDM

Muchas gracias al equipo de La Venganza de Malinche por hacernos perder la noción del tiempo. Volveremos.


Ubicación: 10/10
Servicio: 10/10
Rapidez: 10/10

Calidad/Precio: 10/10
Cantidad: 10/10

Estrellas: 10/10