Después de tanto pasar por delante, decidimos ir a por todas y pedir una “Wakame salad” (Ensalada de algas wakame y algas agar-agar con semillas de sésamo) y un “Revuelto de Setas Shiitake con Espárragos Trigueros y Ajo Negro (Revuelto de huevos con espárragos trigueros, setas shiitake, dashi, ajo negro y bastoncitos de pan crujiente).

Algas UdonRevuelto Udon

Ya antes de entrar creíamos que iba a ser el típico restaurante asiático en el que la relación cantidad-calidad-precio iba a salir mal por algún sitio. Pero no. El truco probablemente está, con este tipo de comidas llenas de especias, en compartir todo para ir cambiando de sabor.

La ensalada muy buena, el revuelto igual y los dos platos fuertes, “Yasai Karee” (Arroz al curry con leche de coco, brócoli, espárragos verdes, brotes de soja y setas shiitake) y “Seafood Yakisoba” (Yakisoba salteado con calamar, gambitas, setas shiitake, zanahoria, calabacín, brotes de soja, salsa yakisoba y katsuo) tenían la cantidad perfecta para cenar bien.

Arroz UdonNoodles Udon

Con respecto al “Sweet Roll”, hay que admitir que costó decidirse, porque al ver la carta apetece probarlos prácticamente todos. De todos modos elegimos bien, porque son pocas las veces en las que tienes la oportunidad de probar mezclas tan poco comunes. Claramente, y al ser un postre occidentalizado, lo único que tiene de sushi es la forma y presentación, porque el resto esta hecho con arroz, leche y compota de manzana. Así que tranquilos, no es una mezcla de algas y leche.

El precio: 27,80€, que no está mal para una cena completa por el centro. La única pega, de nuevo, fue el baño. Últimamente no sabemos qué pasa con los baños, pero requiere una solución rápida. Para ser mas concretos, olía a una mezcla entre establo, cloro de piscina y pañal de bebé. Sucio.

En fin, podemos decir que es un sitio de mezclas. Pero quedamos satisfechos.


Ubicación: 10/10
Servicio: 8/10
Rapidez: 8/10
Precio: 6/10
Calidad: 7/10
Cantidad: 7/10
Estrellas: 7/10