Admitámoslo. Las hamburguesas tienen algo que nos hace volver a sentir lo que es tener 8 años y ninguna responsabilidad. El momento en el que abandonas los utensilios y te entregas a la misión de morder, sabiendo que en algún momento es posible que te manches, es altamente liberador. Como cuando te quitas el sujetador (tal cual).

En VivaBurger (aquí!) esta situación está garantizada, ya que el relleno de las hamburguesas te reta a intentar mantenerlo todo dentro del pan. Spoiler alert: no se puede.

Y esto es precisamente lo que te hace ver que los ingredientes no son de plástico. Todos sabemos que más de una vez nos hemos comido una hamburguesa con ingredientes de dudosa procedencia. Sí, esas típicas hamburguesas con las que se pueden hacer malabares, equilibrios y trucos de magia. Esas hamburguesas que lo mismo te sirven para calzar una mesa que para defenderte de un atraco.

Tampoco nos vamos a engañar, este tipo de burgers firmes son perfectas para un sinfín de situaciones- nosotros de hecho siempre llevamos una en la mochila por si acaso. Sin embargo, a la hora de introducirlas en nuestro organismo, está bien saber que hay opciones digeribles.

VivaBurger a la carta:

Burger Blú VivaBurger

Absolutamente todo lo que hay en la carta suena bien, lo cual es un buen comienzo. Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar la “Hamburguesa del Bosque”, la “Hamburguesa de la Huerta”, la “Hamburguesa Blú” y la “Hamburguesa Árabe”.

En cuanto a los aperitivos, si vais en grupo y buscáis compartir, la “yuca frita” es lo mejor por la cantidad. Los pinchos, sin embargo, son más bien individuales. Las croquetas tenemos previsto probarlas pero el día que fuimos no tenían.

Yuca Frita VivaBurger

Cookie VivaBurger

Con referencia al postre, hemos probado la galleta “gigantesca” de avena y chocolate y la “tarta de chocolate con mermelada de frambuesa”. Nosotros nos quedamos con la galleta porque después de una comida contundente, la tarta resulta demasiado pesada. Pero ya sabéis, “es por mi, no por ti”.

Tarta Chocolate VivaBurger

Todo nos dejó con ganas, no de repetir porque acabamos llenos, pero sí de volver.

VivaBurger menú del día:

De lunes a viernes a la hora de la comida el restaurante ofrece dos menús: uno orientado a una cultura gastronómica concreta (italiana, árabe, rusa…) y otro que incluye la hamburguesa clásica del sitio. Nosotros hemos probado este último y el “Menú Nepal”.

Menú Nepal VivaBurger Menú Nepal 2 VivaBurger Menú Nepal 3 VivaBurger

Sin duda alguna comer de menú resulta mucho más económico (11,50€) y los platos que ofrecen no dejan de ser originales. Sin embargo, la cantidad varía un poco y el contenido también.

En el caso de la hamburguesa, aunque sigue siendo contundente, es mucho más simple (lleva menos ingredientes) y en el caso del “Menú Nepal”, el primer plato es más bien un entrante. No te quedas con hambre, pero es menos divertido.

En general no es un restaurante barato, pero si tenemos en cuenta la cantidad y la calidad, el precio no es desorbitado. Si lo comparamos con otros restaurantes de wraps y hamburguesas (sin tener en cuenta el fast-food) está en la misma línea de precio. Con una pequeña diferencia.

Patatas Supreme VivaBurger Menu VivaBurger Burger Especial VivaBurger Arroz Pasas VivaBurger

Todo es vegano. Sí, masticadores, hemos dejado este detalle para el final por si dejabais de leer en el segundo párrafo. No hace falta ser herbívoro para apreciar la calidad y el sabor de este restaurante, por lo que os animamos a todos a probarlo -no para comparar, sino para conocer.

La Dolorosa VivaBurger La Dolorosa Menú VivaBurger

Para conocer el baño también, por supuesto, que adelantamos es muy griego y adulador…


Ubicación: 10/10
Servicio: 8/10
Rapidez: 8/10

Calidad/Precio: 8/10
Cantidad: 7/10

Estrellas: 8/10